Si quieres un intercambio
de enlace o banner, pincha aquí:


 
 
 

 

 

 

 

Los cristales poseen una memoria y, por tanto, es posible programarlos, canalizando en su interior la energía de nuestro pensamiento mediante la técnica de la visualización. No obstante, siempre hay que recordar que los cristales pueden ayudarnos a llevar a cabo nuestros objetivos, con la condición de que los tratemos bien, conservándolos en cestas o bolsas adecuadas, acariciándolas, puliéndolas, usándolas,….en suma entablando un dialogo y un intercambio con ellos. Para programar un cristal, hay que entrar en un estado de meditación, imaginar que se observa, por el lado de la piedra, una pequeña puerta que se abre y por la que se puede entrar en el interior del mineral.
Normalmente todo el mundo coincide en definir los cristales, sobre todo el cuarzo hialino, como catedrales de luz. Imaginamos que encontramos una especie de pantalla, sobre la que escribiremos una frase breve de sentido completo, afirmativa y en tiempo presente, por ejemplo: “mi salud es optima y me encuentro muy bien”, “amo y soy amado por la persona adecuada para mi”, “el trabajo me va bien y gano lo suficiente para vivir”, etc. Poner el cristal en el centro de su frente y repite tres veces la frase que hemos elegido. Visualizamos el hecho por el cual programamos el cristal en el momento que se lleva a cabo. Cuando acabamos la programación, respiramos profundamente, damos las gracias a la piedra y volvemos a colocar el cristal en su bolsita, llevándola siempre con nosotros o guardándola en un sitio en el que solo nosotros tengamos acceso a ella, para que eventuales energías de terceros podrían perjudicar la programación.

Purificación de los ambientes
Los cristales pueden ser usados para la purificación de los ambientes, ya que consiguen armonizar las energías de la casa, de la oficina, del lugar en el que estemos, aunque sea temporalmente.

 

 La amatista es la piedra mas indicada para este tipo de operaciones: se pueden colocar pequeñas geodas o puntas en todos los rincones de la estancia. En cambio, si uno se siente amenazado o advierte la sensación de tener que protegerse, se pueden utilizar cristales oscuros, como el cuarzo ahumado o la turmalina negra.





Tipos de cristales

Existen muchos tipos de cristales, en bruto o trabajados. Los brutos son más potentes, puesto que tienen la energía cósmica no traumatizada por el tallado y el trabajo.

 

Ágata boswana:

Proporciona el valor para afrontar las situaciones difíciles y permite encontrar la forma de superar los obstáculos. Estimula la seguridad interior, nos da la medida de nuestro valor y lima los ángulos de carácter que crean problemas, haciéndolos mas abiertos al dialogo. Se usan en rituales para alejar los pensamientos tristes e infundir fuerza y coraje. Se presenta dentro de su bolsa, cargada y ritualizada, lista para su uso.

 

Amatista:

Se usa en todos los rituales de purificación del conocimiento, para expulsar enfermedades y malestares, pero sobre todo en meditación, porque sus vibraciones pueden abrir las puertas interiores y ofrecer visiones y sueños lucidos. Calma emociones violentas y, por tanto, se utiliza para combatir el estrés. Se emplean en los rituales para aportar paz y serenidad donde hay conflictos y tensiones. Se presenta dentro de su bolsa, cargada y ritualizada, lista para su uso.
 

 

Aguamarina:

Sirve ante todo para facilitar la comunicación, y se aconseja como amuleto para quienes tienen dificultad para expresarse. Aumenta la confianza en las propias cualidades, estimula la fuerza interior de cada persona y la capacidad de tomar decisiones y de llevar a termino situaciones no solucionadas. Dilata los poderes mentales y contribuye a purificar la mente de pensamientos inútiles. Se utiliza sobre todo en rituales de agradecimiento y expansión. Se presenta dentro de su bolsa, cargada y ritualizada, lista para su uso.

 

Calcedonia:

Aporta claridad a la mente, ayudando a traducir en la práctica ideas y conceptos. Asimismo ofrece alegría de vivir y felicidad. Ayuda a curar de los celos y la envidia. Facilita la unión con el fuero interno superior y con espíritus elementales. Es creadora de energía y, por tanto, se utiliza en rituales de curación física y espiritual Se presenta dentro de su bolsa, cargada y ritualizada, lista para su uso.

 

Aventurina verde:

El color verde de esta piedra ayuda en caso de rabia y tensiones, por lo que puede ser usada en rituales que se realicen para traer paz entre personas que están en fuerte desacuerdo. Favorece también el carisma personal y nos hace personas gratas ante los demás, por lo que puede llevarse encima cuando se va a tener, por ejemplo, una entrevista de trabajo, o cuando se tiene que causar una buena impresión a alguien. Se presenta dentro de su bolsa, cargada y ritualizada, lista para su uso.

 

Cornalina:

Pertenece a la familia del ágata, y ayuda a discernir la verdad y a aceptar la realidad; además, proporciona fuerza y coraje, y vuelve prácticos a quienes no lo son. Así pues, se usa en los rituales cuyo objetivo es concretizar algo que se emprendió hace tiempo. Puede ser útil para acelerar la colusión de un negocio, una compraventa, etc.…
Se presenta dentro de su bolsa, cargada y ritualizada, lista para su uso.

 

Cuarzo ahumado:

La característica principal de este cristal es que es al mismo tiempo oscuro y luminoso. Por tanto, se utiliza para disolver los miedos y los bloqueos energéticos, pero al mismo tiempo refuerza el vínculo con la tierra y con la realidad física. Se usan para purificar las energías negativas, así como para aumentar la resistencia al cansancio y al dolor. Se presenta dentro de su bolsa, cargada y ritualizada, lista para su uso.
 

 

Cuarzo citrino:

Cristal solar por excelencia, es un gran portador de energía vital, de alegría, de positivismo. Usado en los rituales de abundancia y para las entradas licitas de dinero, también es poderoso para iluminar las zonas oscuras de nuestro carácter y para combatir la depresión y la tendencia a la autodestrucción. Favorece la confianza en uno mismo y el éxito de las acciones emprendidas. Se presenta dentro se su bolsa, cargada y ritualizada, lista para su uso.

 

Cuarzo hialino:

Es el mejor portador de energia del reino mineral después del diamante. Estimula la evolución tanto en el ámbito material como el espiritual. Vuelve estables los sentimientos, alejando los negativos. Aporta lucidez al pensamiento y amplifica los niveles de conciencia. Además favorece la comunicación con la divinidad y los espíritus elementales. Disuelve las energías negativas y las transforma.

 

Cuarzo rosa:

Es considerado unánimemente la piedra del amor, tanto hacia los demás como hacia uno mismo. Por su poder de hacer entender con dulzura los bloqueos y superarlos es usado en los rituales oficiados con el fin de curar traumas emotivos y miedos. Ayuda a perdonarse a uno mismo y a los otros. Favorece la auto estima y la amistad. Estimula la capacidad de amar y de ser amados. Se presenta dentro de su bolsa, cargada y ritualizada, lista para su uso.

 

Fluorita:

Es un potente compensador de energía, que puede curar malestares espirituales y depresiones. Favorece la concentración y la conciencia del propio valor espiritual. Es muy útil para la meditación y suele emplearse en los rituales para ampliar las propias facultades mentales y para entrar en contacto con exponentes del Pueblo Pequeño. Se presenta dentro de su bolsa, cargada y ritualizada, lista para su uso.

 

Granate:

Ayuda y refuerza el poder de seducción y el deseo sexual, por lo que puede ser usado tanto en los rituales para favorecer encuentros eróticos, como en los que se pretenden mejorar la relación de pareja. Además es útil para las situaciones en las que se requiera una reserva de valor para conseguir afrontar problemas materiales, sobre todo de orden económico o vinculados a la casa. Se presenta dentro de bolsa, cargada y ritualizada, lista para su uso.

 

Hematites:

Esta piedra no es adecuada para todo el mundo, ya que tiene una acción energética fuerte y, por tanto, se desaconseja a personas nerviosas e hiperactivas. En cambio es indicada como revitalizadora para quienes se sienten cansados y abatidos. Aumenta la resistencia al estrés, por lo que puede ser usada en rituales de reforzamiento de carácter. Se presenta dentro de su bolsa, cargada y ritualizada, lista para su uso.

 

Jade:

Confiere coraje, sobre todo en las decisiones que afectan en los asuntos del corazón. Es muy fuerte desde el punto de vista energético, por lo que a menudo se utiliza en los rituales que proporcionan salud y que ayudan a recuperarse después de una enfermedad. Además, es capaz de infundir a quien la lleva sabiduría y paz interior. Se presenta dentro de su bolsa, cargada y ritualizada, lista para su uso.

 
Jaspe:

Usado en los rituales para la curación física, aporta fuerzas y energías a quien esta enfermo o convaleciente, mientras que en el ámbito espiritual refuerza la voluntad de tener éxito en la vida y de superar los obstáculos. Puede ser usado en los rituales de enraizamiento, ya que su conexión con la Madre Tierra es muy poderosa. Se presenta dentro de su bolsa, cargada y ritualizada, lista para su uso.
 
Lapislázuli:

Esta piedra es útil para lo referente a la evolución interior y la evolución interior y la comunicación con las otras entidades y con la divinidad. Es usada en todos los rituales de evocación para entrar en contacto con el guía interior o los espíritus elementales. Además, resulta útil para reforzar el carácter, elevarse por encima de lo material y abrirse a planos diferentes del pensamiento. Se presenta dentro de su bolsa, cargada y ritualizada, lista para su uso.
 
Malaquita:

Esta piedra no es adecuada para todo el mundo: funciona como catalizador de las energías inconscientes y puede traer a la conciencia recuerdos reprimidos, bloqueos y miedos. Aligera la fuerza del estrés y las tensiones. Por otra parte, es útil para favorecer todos los ingresos lícitos de dinero, por lo que se usa sobre todo en rituales de prosperidad, para encontrar trabajo, para recuperar un crédito, etc. Se presenta dentro de su bolsa, cargada y ritualizada, lista para su uso.
 
Obsidiana nevada:

Al ser de origen volcánico hace aflorar las resistencias del inconsciente, nuestras sombras y los lados menos agradables del carácter. Por eso debe ser usada con prudencia. Por otra parte, enraíza en la tierra, y debería ser usada por quienes sueñan despiertos y tienen fantasías con facilidad para ayudarlos a estar mas cerca de la realidad, a tocar con los pies el suelo. Es útil también por que adsorbe y aleja las energías negativas. Se presenta dentro de su bolsa, cargada y ritualizada, lista para su uso.
 
Pirita:

Se trata de una piedra, que por su semejanza con el oro, se utiliza en todos los rituales que tienen relación con el dinero y en los que favorecen la ayuda y colaboración de quienes nos rodean. Aumentan la vitalidad y la alegría de vivir, por lo que se aconseja a quienes se sienten vacíos y deprimidos. Se presenta dentro de su bolsa, cargada y ritualizada, lista para su uso.
 
Ojo de Tigre:

Esta piedra aporta confianza a quien la lleva, así como habilidad para comprenderse a si mismo y fortaleza para expresar la propia comprensión. Se usa en rituales para combatir la timidez, o si se queda solo después de una separación, una vez superados los momentos de angustia, cuando la vida haya empezado de nuevo. Es muy apropiada para regalársela a un adolescente dispuesto en convertirse en un individuo libre. Se presenta dentro de su bolsa, cargada y ritualizada, lista para su uso.
 
Turmalina negra:

Es un poderoso cristal adecuado para la meditación, ya que pone en contacto con los espíritus elementales y con la divinidad. Ayuda en el perfeccionamiento interior, purifica de los sentimientos negativos, refuerza la voluntad y potencia la alegría de vivir, Es utilizado en los rituales que pretenden infundir confianza y alegría a quien carece de ellas, así como aumentar las propias facultades psíquicas, Se presenta dentro de su bolsa, cargada y ritualizada, lista para su uso.

 

Si deseas una pagina como esta, o cualquier servicio de diseño o números 80X y/o 90X, pincha en el banner.

 

 

 

contador de visitas
contador de visitas